Saneamiento y Depuración

Para llevar a cabo actividades de depuración, el primer paso es realizar un diagnóstico de la situación actual. Se engloban tareas de saneamiento tras su paso por industrias y poblaciones. La última fase del ciclo integral del agua urbana corresponde a la recogida tras su paso por industrias y poblaciones. La última fase del ciclo integral del agua urbana corresponde a la recogida de aguas residuales (saneamiento), depuración y, posteriormente, la reutilización, con el objetivo de reducir las presiones significativas sobre las masas de agua y minimizar los impactos. Así se pueden identificar las actividades más contaminantes.​​​​​​​​

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tu navegación en nuestra web y mejorar tu experiencia en tragsa.es. Puedes obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de tu navegador en nuestro aviso de cookies.

Aceptar Cookies