Historia

  • #

En 1996, el Grupo Tragsa adquirió el Vivero de Maceda (Ourense) con el propósito de garantizar el suministro de planta de calidad,  destinada a reforestación y repoblación, en cantidad suficiente para los trabajos que en aquel momento estaba desarrollando la empresa.

En el año 2000, se tomó la decisión de diversificar las actuaciones del vivero, y comenzó la producción de planta de vid, de planta ornamental, de castaño híbrido así como la construcción de una nueva nave que albergaría lo que en 2003 se inauguró como CEMDA (Centro de Mejora y Desarrollo Agroambiental).

En esta nueva nave, se albergan además del almacén y las oficinas de los técnicos, el laboratorio de biotecnología, una sala de injertos y diversas cámaras de crecimiento y conservación.

El objetivo era desarrollar proyectos de I+D+i para la producción y mejora de nuevos materiales forestales de reproducción (MFR), en colaboración con empresas del sector y los diversos agentes públicos de investigación, para contribuir al desarrollo tecnológico del sector forestal y compensar de alguna  manera la falta de inversión en I + D en este sector.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tu navegación en nuestra web y mejorar tu experiencia en tragsa.es. Puedes obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de tu navegador en nuestro aviso de cookies.

Aceptar Cookies